unnamed (28).jpg

Cuba es expresión de dignidad e independencia

Francois Hollande se pronunció a favor del levantamiento del bloqueo de los Estados Unidos contra nuestro país

GRANMA - Linet Perera Negrin | linetp@granma.cu

11 de mayo de 2015 22:05:35

MONCADA

Foto: Jorge Luis González

Francia hará todo lo posible para contribuir al levantamiento del bloqueo, aseguró este lunes en La Habana François Hollande, el primer presidente galo que visita Cuba en más de un siglo de relaciones oficiales.

Durante una conferencia magistral pronunciada en la Universidad de La Habana, Hollande recordó que los representantes franceses en la ONU cada año votan a favor de la resolución que exige el fin de esa política de Estados Unidos contra Cuba, y renovó su compromiso en ese sentido.

En la Universidad de La Habana se firmaron varios acuerdos para ampliar la cooperación académica y científica entre ambos países. Foto: Jorge Luis González

La visita del dignatario ocurre en medio de las negociaciones de Cuba con la Unión Europea (UE) para firmar un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, y coincide con el proceso entre Washington y La Habana para el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Respecto al escenario posterior al 17 de diciembre y los históricos anuncios de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, el jefe de Estado francés dijo que su país hará todo lo que pueda para acompañar el acercamiento entre EE.UU. y Cuba.

En lo referente a las pláticas con el bloque comunitario, se mostró optimista de que su visita contribuya a acelerar el acercamiento.

“Creo que mi ejemplo va a ser imitado por otros, y que van a re­cibir ustedes muchas otras visitas de dirigentes europeos”, pronosticó.

Me parece muy importante que Europa esté presente en este momento que vive Cuba, agregó.

Por otra parte, elogió el papel de nuestro país en la región y sostuvo que venir aquí “es venir a un país que representa para América Latina una forma de expresión de la dignidad y la independencia”.

Durante el Foro Comercial, el presidente galo apostó por mejorar las relaciones económicas entre ambos países. Foto: Jorge Luis González

En ese sentido, elogió el desempeño de La Habana como sede de las conversaciones de paz para Colombia y apuntó que cada vez que la Isla interviene en la resolución de un conflicto justifica su posición en un mundo abierto.

En otro momento de la presentación, el presidente galo reconoció el trabajo excelente de los médicos cubanos en la lucha contra el ébola. Añadió que frente a las catástrofes, Cuba de­muestra una vez más su disposición a colaborar con un movimiento que sale del corazón.

El mandatario señaló que hay vínculos seculares que unen a Cuba, Francia y Amé­rica La­tina.

“Compartimos los mismos movimientos de ideas, las mismas aspiraciones filosóficas. He­mos admirado a los mismos autores y leído los mismos libros e, independientemente de las dificultades en distintos momentos, siempre he­mos intercambiado creaciones, obras e intelectuales” comentó.

De igual manera, destacó que “Cuba siempre eligió dar una educación de alto nivel y una salud de gran calidad. Hoy más de un millón de cubanos tienen diplomas de la enseñanza superior. Es uno de los éxitos de ustedes que hace que sus investigadores sean recibidos con los brazos abiertos en los equipos científicos más destacados del mundo y eso es mucho más meritorio si tenemos en cuenta que el embargo (bloqueo) ha perjudicado los estudios universitarios”.

Durante el Foro Comercial, el presidente galo señaló que está al tanto de los reformas económicas en Cuba. Foto: Jorge Luis González

A propósito, Hollande precisó que su “presencia aquí en la Universidad tiene por objeto también reafirmar esa voluntad de Francia de incrementar esos intercambios culturales, científicos y también económicos”.

Por otra parte, al abordar los desafíos que exigen trabajo conjunto de Francia y Latinoa­mérica, mencionó la seguridad internacional, la lucha contra las desigualdades, el de­sarrollo sostenible y, por ende, el cambio cli­mático.

Mientras, el rector de la Universidad de La Habana, Gustavo Cobreiro, destacó que la visita del presidente francés da continuidad y solidez a varios siglos de vínculos, intercambio y acercamiento humano, científico y cultural entre nuestros países.

Sería difícil separar a los franceses de la historia nacional cubana, como sería también imposible desconocer en la historia de Fran­cia, la presencia de Cuba, puntualizó Cobreiro.

Del mismo modo, recalcó que además de los grandes nombres, están los humildes franceses, quienes en situaciones difíciles en su patria encontraron en Cuba una tierra hospitalaria y a la vez dejaron plantados en la cultura de la Isla aspectos significativos de nuestra iden­tidad.

En el Aula Magna, Hollande expresó su satisfacción por ser el primer presidente frances en visitar la Isla. Foto: Jorge Luis González

Al finalizar, señaló que la presentación de Hollande en el Aula Mag­na no hace más que continuar una tradición de diálogo, amistad, y compromiso con la generación y el desarrollo de la ciencia.

En este contexto, se firmaron en el Aula Magna cuatro convenios de cooperación en la investigación científica, la enseñanza superior y la promoción de la cultura.

Uno de estos acuerdos, entre el Instituto Nacional de Investigación Científica de Francia y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Me­dio Ambiente de Cuba, permitirá el intercambio en diferentes ramas del conocimiento a partir de proyectos de investigación de beneficio mutuo.

Otro, el de cooperación entre el Conserva­torio Nacional de Artes y Oficios y la Univer­sidad de La Habana establecerá programas y proyectos específicos en el campo de la enseñanza, la investigación y la extensión universi­taria.

Por su parte, la Universidad de la Habana y la de París-Sud acordaron promover la difusión de la cultura y contribuir al desarrollo de la en­señanza superior.

Además, los ministerios de Salud de los dos países firmaron una Carta de Intención para profundizar las acciones de cooperación en materia de seguridad sanitaria internacional, fundamentalmente para el enfrentamiento de enfermedades transmitidas por vectores.

Finalmente, el mandatario galo firmó el Libro de visitantes ilustres de la Universidad de La Habana.

Hollande saludó a los cubanos que entusiasmados lo esperaban en las afueras de la nueva sede de la Alianza. Foto: Padrón, Abel

Hollande estuvo acompañado además por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vice­pre­sidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El mandatario francés llegó a La Habana el domingo, al frente de su delegación, integrada por los ministros franceses de Eco­logía, Justicia y Cultura y Comunicación, además del presidente de la Asamblea Nacio­nal, Claude Bar­tolone, así como una amplia comitiva de empresarios franceses.

LA ALIANZA MÁS LINDA DEL MUNDO

Más tarde el mandatario francés inauguró la nueva sede de la Alianza Francesa en Cuba, a la cual catalogó como “la más bonita del mundo” y “una de las más grandes”.

“Queremos permitir a la gente en La Habana que conozcan nuestro idioma, descubran la cultura francesa y participen de la francofonía”, dijo en la nueva sede ubicada en Prado y Trocadero.

Durante la ceremonia de inauguración, el mandatario galo subrayó que este nuevo edificio podrá duplicar el número de clases y permitir a muchos más cubanos aprender francés, que “no es una lengua de dominación, es una lengua de intercambio”, al alcance de todos los pueblos.

Hollande se fotografió también frente a los míticos leones del Prado, esculturas hechas de bronce que parecen custodiar el paseo. Foto: Prensa Latina

Del mismo modo, Hollande recordó que la Alianza Francesa llegó a Cuba en 1959, gracias al impulso de Ernesto “Che” Guevara, quien fue estudiante en esa institución cuando era joven en Argentina y que entendía “la francofonía como un humanismo integral”.

El historiador de La Habana, Eusebio Leal, señaló en la inauguración que “hoy atamos un lazo más entre el sentimiento íntimo del pueblo francés y el pueblo de Cuba”.

Leal agregó que Francia ha contribuido en gran medida a la formación de un concepto de identidad que, precisamente, en el Oriente tuvo un escenario predilecto después de la Revolu­ción haitiana y con el paso de colonos hacia esa región.

Asimismo, narró los vínculos entre la historia de la independencia de nuestro país y la nación gala, que se iniciaron con los ideales franceses que guiaron al padre de la patria, Carlos Manuel de Céspedes, y guiaron a los cubanos, quienes tomaron los símbolos de igualdad, fraternidad y libertad.

Leal subrayó que la Alianza Francesa en Cuba es la mayor del mundo con una matrícula que supera los 12 000 alumnos en La Habana y la oriental provincia de Santiago de Cuba.

A pesar del intenso calor, cubanos y extranjeros aprovechaban para fotografiar al mandatario. Foto:Padrón, Abel

CUBA Y FRANCIA FORTALECEN RELACIONES ECONÓMICAS

En horas de la tarde, el jefe de Estado francés asistió en el Hotel Sevilla a la firma de los acuerdos resultantes del Foro empresarial Cuba-Fran­cia donde estuvieron presentes importantes directivos de compañías francesas.

Hollande precisó que su país está listo para acompañar a Cuba en la actualización de su modelo económico.

“Estamos listos para acompañarlos, pero respetando vuestra iden­tidad, vuestro modelo, vuestra independencia. Para nosotros, esos son principios esen­ciales”, afirmó.

El mandatario abo­gó por que algunas re­glas sean flexibilizadas. “Es­­pecialmente que nuestras em­presas pue­dan administrar más li­bremente sus recursos. No es para nuestro propio interés, sino para que haya más inversiones”, señaló.

A propósito, el ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca comentó que Cuba y el gobierno francés buscan impulsar la cooperación en varios sectores.

A pesar del intenso calor, cubanos y extranjeros aprovechaban para fotografiar al mandatario. Junto a Díaz-Canel (derecha) y Eusebio Leal (izquierda), el presidente francés observa el Paseo del Prado desde el balcón de la nueva Alianza Francesa. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate Foto: Ismael Francisco

Durante la conferencia de prensa, el ministro cubano explicó que los intercambios realizados entre el empresariado de Cuba y Francia permitieron identificar intereses comunes y se constataron las potencialidades existentes entre las dos naciones para consolidar las relaciones económicas y comerciales.

Al hablar sobre el Foro Empresarial Cuba-Francia, Malmierca explicó que se de­sarrolló en cuatro talleres sectoriales en los cuales se brindaron detalles sobre la actualización del modelo económico cubano, las proyecciones a largo plazo y las oportunidades al empresariado francés con la nueva Ley de Inversión Extranjera.

Igualmente, comentó sobre las posibilidades que ofrece la Zona Especial de Desarrollo Mariel a los interesados en invertir en nuestro país.

A pesar del intenso calor, cubanos y extranjeros aprovechaban para fotografiar al mandatario. También recorrió el interior del Memorial y conoció detalles sobre la vida de José Martí. Foto: Prensa Latina

Por otra parte, Malmierca se refirió a la gestión de obtención de tecnologías para la mo­dernización integral del sistema eléctrico cubano, garantías de suministros, financiamiento, y la adquisición de piezas de repuesto para las unidades de generación de origen francés existentes en la Isla.

En la producción de petróleo —comentó Malmierca— expresamos nuestro interés en la participación del grupo empresarial Total en contrato de administración de exploración a riesgo y producción compartida, y en la modernización de la refinería de Santiago de Cuba.

Sobre el sector del turismo, el titular cubano explicó que cerca de 103 000 franceses visitaron nuestro país en el 2014, lo que representó un crecimiento del 7 % en relación con el 2013. Asimismo, en lo que va del 2015, el aumento ha sido de 24,5 %.

Tal comportamiento, unido al incremento de negocios conjuntos, evidencia un buen mo­mento y abre posibilidades para nuevos intercambios, aseguró Malmierca.

Otro interés ratificado en el foro de Agroin­dustria por las empresas cubanas —señaló Mal­mierca— es mantener un flujo de exportaciones e importaciones, estas últimas con la posibilidad de facilidades financieras para modernizar nues­tra industria alimentaria.

A pesar del intenso calor, cubanos y extranjeros aprovechaban para fotografiar al mandatario. Hollande rindió homenaje al Apóstol con rosas blancas, un símbolo martiano. Foto: Morejón, Roberto

En este contexto, recalcó que en el Foro Empresarial Cuba-Francia se abogó por lograr que empresas galas se interesen en realizar inversiones para incrementar la producción de alimentos y ser efectivos en la sustitución de importaciones.

Durante el foro, el grupo Biocubafarma promovió las asociaciones con empresas francesas para el desarrollo clínico y la comercialización de productos biotecnológicos in­novadores para el tratamiento de diversas enfermedades, reveló.

Como resultado del Foro Empresarial en­tre la nación gala y Cuba, se firmaron una serie de acuerdos so­bre el turismo, con la apertura de dos nuevos hoteles en asociación con el Grupo Ho­telero Gran Caribe; al área del petróleo, en cuanto a exploración a riesgo y producción, así como en el sector de la energía y la medicina.

En esta actividad, el mandatario galo estuvo acompañado por Díaz-Canel y el vicepresidente del Con­sejo de Ministros, Ricardo Ca­brisas.

Hollande entregó tam­bién la Legión de Honor, la más alta distinción que concede el país galo, al Cardenal Jaime Ortega.

La nueva sede de la Alianza está ubicada en un palacio de principios de siglo XX, de 55 habitaciones, que perteneció al segundo presidente de Cuba tras la independencia, José Miguel Gómez. Foto: Jorge Luis González

En una ceremonia efectuada en la resi­dencia del embajador francés en La Habana, Jean-Marie Bruno, el mandatario saludó “lo que el Cardenal ha hecho por y con su país”.

Al cierre de la jornada de la tarde, el presidente francés depositó una ofrenda floral en el Me­morial José Martí, en la Plaza de la Re­volución.

Hollande, quien es­tuvo acompañado en esa ocasión de Ro­gelio Sierra, viceministro de Rela­ciones Exteriores ­ cubano, re­cibió también una ex­­plicación sobre la vida y obra del Héroe Na­cional cubano du­rante un recorrido por el Memorial.

UNA VISITA HISTÓRICA

La visita del mandatario galo, preparada durante varios meses, fue el colofón de un intercambio de alto nivel.

Varios funcionarios de ese país europeo, incluido el canciller Laurent Fabius, visitaron nuestro país en meses pasados. Además, el canciller cubano Bruno Rodríguez visitó París y fue recibido por las máximas autoridades.

Asimismo, la presencia en Cuba por primera vez de una figura de ese nivel político marca el relanzamiento de unas relaciones económicas de larga data.

Varias decenas de empresas francesas operan en el país y quizá la más conocida de ellas es el grupo Pernod-Ricard, distribuidor exclusivo del ron Havana Club por el mundo.

París es el décimo socio económico de Cuba y los niveles de intercambio económico se mantuvieron el año pasado en cerca de 180 millones de dólares.

El turismo se ha visto potenciado durante los últimos años por varios puentes aéreos con 14 frecuencias semanales de Air France y dos de Cubana de Aviación, a quienes se le ha unido la compañía XL Airway.

Francia también se ha visto afectada por la aplicación extraterritorial del bloqueo. El Banco Nacional de París (PNB Paribas) pagó una de las multas más grandes de la historia (8 000 millones de dólares) por mantener vínculos comerciales con Cuba y otros países, lo cual tuvo un fuerte impacto en esa nación y a nivel europeo.