unnamed (59).jpg

CUBA.- ESTADOS UNIDOS.- SOMOS EL ENEMIGO PARA TODO

En los últimos días se han desarrollado algunos eventos, que nos permiten conocer la situación en que se encuentran las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Pudiéramos señalar, que la primera sesión de la Comisión Bilateral Cuba-Estados Unidos, efectuada el 11 de septiembre en la Habana, nos ofrece una idea de cuál será el desarrollo de los acontecimientos en los meses futuros, ya que en la misma se discutió y analizo sobre este asunto.

Se acordó en la mencionada reunión, que los temas de conversación estarían divididos en tres bloques, acorde a las características y complicaciones que estos presentan.

El primer grupo de temas, está vinculado a la cooperación bilateral entre Cuba y Estados Unidos. Estos temas se refieren a situaciones que pueden proporcionar un beneficio mutuo, por lo que se considera en los mismos es posible avanzar y mostrar resultados en poco tiempo. En algunos de estos ya existe una vinculación o relación entre ambos países. La idea ahora es consolidar y organizar la misma.

El segundo grupo de la agenda, incluye la discusión sobre asuntos bilaterales y multilaterales, en los cuales no existen coincidencia, o se mantienen diferentes puntos de vista, como el tema de los Derechos Humanos, la trata de personas y otros. En estos se avanzará más lentamente y las posibilidades de llegar a un acuerdo, en mi criterio, son algo remotas.

En un tercer grupo, están los temas pendientes de solución entre ambos países, para lograr la normalización de relaciones, los cuales deben ser objeto de un tratamiento mucho más dilatado que el resto de los temas. En cuanto a los temas incluidos en este grupo solamente se anunció el de las compensaciones y reclamaciones económicas, tanto por la parte estadounidense como por la cubana.

Seguramente en este grupo se incluirán el tema del levantamiento del bloqueo, la devolución del territorio ocupado por la Base Naval Estadounidense existente en Guantánamo, el fin de las transmisiones radiales y televisivas hacia Cuba y el de los programas de subversión político ideológica, que tienen como objetivo promover el derrocamiento del gobierno revolucionario cubano.

Mientras esto sucede en la Habana, los planes contra Cuba siguen desarrollándose en Washington.

El día 9 de septiembre, dos días antes de que comenzara en la Habana la reunión de la Comisión Bilateral Cuba-Estados Unidos, la USAID publicó la convocatoria, para la selección de los administradores, de los planes que desarrollará en Cuba durante el resto del año 2015 y en el año 2016.

Tal y como establece el propio anuncio, las personas que están tratando de contratar, deben tener experiencia en promoción de la democracia, denuncia de violaciones de derechos humanos, organización y desarrollo de la sociedad civil, el desarrollo privado comunitario y la formación de grupos juveniles.

No es necesario ser muy inteligente para deducir, que estos son los programas de subversión político ideológica que desarrollará el gobierno de Estados Unidos contra Cuba en los sectores mencionados.

Como un requisito para obtener las plazas que se ofertan, el anuncio de la USAID, plantea que estas personas deberán someterse a un chequeo de seguridad, obtener el “clearance” que garantice son confiables para la posición que ocuparán, pues la divulgación de la información que manejen, pudiera causar serias afectaciones a la Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Esto nos indica, que las actividades a desarrollar contra Cuba, por el gobierno de Estados Unidos, utilizando a la USAID, son de la categoría más tenebrosa que pueda imaginarse, totalmente ilegales, injerencistas y contrarias a toda norma de derecho internacional.

Quizás esto nos explique un poco, por qué el presidente Obama, en su determinación presidencial del día 11 de septiembre mantuvo a Cuba afectada por la Ley de Comercio con el Enemigo.

Después de firmar el citado documento, el presidente de Estados Unidos nos mantiene en la categoría de ENEMIGO. Si somos el ENEMIGO para comerciar, también somos el ENEMIGO para todo lo demás, especialmente para la USAID, la CIA y el PENTÁGONO, que seguirán pidiendo dinero para luchar contra EL ENEMIGO, pues eso es su trabajo, realizar actividades para perjudicar y tratar de eliminar de la faz de la tierra, al ENEMIGO de Estados Unidos.

La Habana, 14 de septiembre 2015