LA MEDICINA COMO FACTOR DE LA RESISTENCIA CUBANA

Cuando se escriba la historia de los factores que hicieron posible la resistencia de Cuba frente al bloqueo y las agresiones imperialistas en los últimos años habrá que contar con los colaboradores cubanos de la Salud, cincuenta mil de ellos en este momento presentes en 67 países del mundo.

Es realmente una hazaña la de Cuba, que al triunfo de la revolución perdió el cincuenta por ciento de sus médicos, entonces unos seis mil, alentados a la emigración desde Estados Unidos. Fue extraordinario el esfuerzo de Cuba para formar en sus universidades una enorme cantidad de especialistas de la medicina, lo cual le ha permitido alcanzar magníficos indicadores de Salud en lo interno, y desarrollar una amplia colaboración internacional que ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud, así como por pueblos y gobiernos de varios continentes.

En los últimos días doscientos trabajadores cubanos de la Salud viajaron a Ecuador, donde ya laboraban ochocientos galenos, y pronto viajarán otros trescientos para colocar a la patria de Eloy Alfaro en el tercer lugar en América en cuanto a la presencia médica cubana, que encabezan Venezuela y Brasil.

La viceministra cubana de Salud Pública, Marcia Cobas, puntualizó la semana pasada que la Mayor de las Antillas exporta servicios, no médicos, porque esos profesionales tienen garantizado en Cuba su puesto de trabajo, su salario y la protección de la seguridad social.

Precisó la funcionaria que existe la modalidad de asistencia médica compensada en 17 naciones, pero predomina la solidaridad por sobre los convenios, los cuales, sin embargo, se han incrementado últimamente en Brasil, Qatar, Argelia, México, Portugal, Arabia Saudita, y en naciones africanas, entre ellas las de la región afectada por el virus del Ébola, con la solicitud adicional de enfermeras y tecnólogos.

Indicó la viceministra de Salud que Cuba no puede responder a toda la demanda internacional en esta rama porque los trabajadores del sector deben asegurar la cobertura médica en el archipiélago cubano.

Marcia Cobas reconoció la valentía y el aporte de los más de 250 profesionales cubanos que han combatido el Ébola en África Occidental, de los cuales 150 regresaron en días pasados procedentes de Sierra Leona y Liberia, con el orgullo de haber salvado a centenares de personas en las dos naciones africanas.

Por eso en el inventario de los factores que hacen fuerte a Cuba en la defensa de su soberanía e independencia nacionales, y en la propia economía, figura por derecho propio el ejército de las batas blancas de la medicina cubana.

La Habana, 30 de marzo de 2015