unnamed (11).jpg

México: Comisión de DD.HH. pide justicia por asesinatos

En los últimos días, defensores de los derechos humanos e integrantes de diversas organizaciones de la comunicación social han condenado el asesinato del reportero gráfico Rubén Espinosa. | Foto: EFE

Telesur - 12 agosto 2015

MONCADA

El órgano considera importante defender la labor de interés público que desempeñan los periodistas y defensores de los derechos humanos en ese país, al tiempo que destacó que los ataques cometidos contra estos tienen implicaciones individuales y sociales que vulneran el régimen democrático.

La Comisión Nacional de los derechos Humanos (CNDH) de México resaltó la necesidad de que el Estado garantice a los periodistas, medios de comunicación y defensores de los derechos humanos, condiciones para proteger su integridad física y seguridad jurídica, al tiempo que repudió la agresión y violaciones de las que han sido víctimas.

“El Consejo Consultivo reprueba enérgicamente los acontecimientos ocurridos en fechas recientes, tales como hostigamiento, amedrentamiento, agresiones físicas, ataques a instalaciones y la pérdida de la vida de las y los periodistas y defensores por tratarse de acciones que repercuten de forma negativa contra los derechos de la sociedad a estar informada y a la seguridad pública”, aseveró el órgano.

El órgano considera importante defender la labor de interés público que desempeñan estas personas, al tiempo que destacó que los ataques cometidos contra estos tienen implicaciones individuales y sociales que vulneran el régimen democrático.

En este sentido, hicieron un llamado a que las autoridades y sociedad civil asuman un compromiso con la libertad de expresión para prevenir, investigar y sancionar a los responsables.

La CNDH señaló que el Estado mexicano tiene la obligación de investigar las agresiones para que las autoridades judiciales puedan sancionar a los responsables.

En contexto

El pasado sábado Miguel Ángel Jiménez Blanco, uno de los fundadores del Sistema de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) en México, fue asesinado en el poblado de Xaltianguis, en la zona rural de Acapulco, de donde era originario, informaron este domingo medios mexicanos de prensa.

El año pasado, poco después de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre, en Iguala, Jiménez Blanco fue designado por la Unión para apoyar la búsqueda de “Los otros desaparecidos”, víctimas de la delincuencia organizada, por lo que encabezó brigadas de familiares que fueron a excavar decenas de fosas en Iguala.

También el pasado 2 de agosto, el fotoperiodista mexicano Rubén Espinosa fue encontrado muerto la noche del viernes en un apartamento de la Ciudad de México donde se había refugiado por persecuciones y violencia política en Veracruz a causa de su labor periodística, dedicada a ser denuncias sociales. El cuerpo fue hallado junto al de cuatro mujeres.

Rubén Espinosa habría denunciado al gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa por presuntamente haber convertido a esa ciudad en un "camposanto", luego de que en este 2015 fueran asesinados 12 periodistas y desaparecido tres reporteros.