unnamed (9).jpg

Pelé: “El fútbol siempre junta a la gente”

Foto: Ricardo López.

La visita a Cuba del club Cosmos estadounidense significa un paso adelante en el estrechamiento de las relaciones entre ambos pueblos. Ese fue el lugar común de las intervenciones acontecidas durante la conferencia de prensa celebrada hace poco –y en dos tiempos- en los salones del Hotel Meliá Cohíba.

Conducido por el reconocido comentarista argentino Fernando Fiore, el encuentro contó en su primer segmento con la presencia del directivos del fútbol insular (entre ellos el titular de la Federación del patio, Luis Hernández), y de las principales figuras de la parte foránea (encabezadas por Bill Peterson, Comisionado de la Liga de Fútbol Norteamericana).

Peterson dijo estar muy orgulloso de que un club estadounidense de fútbol regrese a Cuba desde la última visita ocurrida en 1978, cuando vino el Chicago Sting. Adelantó que el crecimiento de las relaciones entre su Liga y el fútbol caribeño no descarta la posibilidad de que jugadores cubanos jueguen en su país, y tampoco rechazó la opción de que en el futuro aquel torneo pudiera tener un equipo de expansión en la Mayor de las Antillas.

“Esta es una relación que comienza, y el vínculo no debe quedarse solamente a nivel de jugadores, sino también de técnicos y demás personal futbolístico”, aseveró.

Por su parte, el entrenador de los norteños, el venezolano Giovanni Savarese, respondió a la pregunta que todos se hacían. “Hemos encontrado el terreno mejor de lo que esperábamos, y pudimos hacer un buen entrenamiento”.

No obstante, señaló que más de un jugador no podrá tomar parte en el partido debido a lesiones que arrastran luego de varios días de mucho ajetreo, como es el caso del volante español Marcos Senna, una de las piezas fundamentales de la escuadra.

Seguidamente entraron en escena Pelé y Raúl González Blanco, quienes se sentaron a la mesa junto al capitán del once nacional, Yenier Márquez.

Al decir del astro brasileño, se sintió muy emocionado por la recepción recibida en el aeropuerto. “Tengo grandes amigos cubanos fuera de la Isla, y soy un convencido de que el fútbol siempre junta a la gente. La nuestra es la mayor familia del planeta; estamos en un mundo repleto de problemas por sobre los cuales el fútbol pasa siempre”.

Mientras, Raúl reconoció que “es un honor estar aquí junto a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, y también el poder intervenir en un encuentro histórico. En la calle me ha identificado mucha gente, eso no me lo esperaba. Esta es una gran experiencia que quiero disfrutar al máximo”.

Foto: Ricardo López.

Foto: Ricardo López.

Foto: Ricardo López.