image002.gif

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 20 DE MARZO DE 2015

El próximo martes 24 de marzo se recuerda la fecha del vil asesinato del Arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, acción ejecutada en 1980 por un escuadrón de la muerte y bajo las órdenes del ya fallecido mayor Roberto D’Aubuisson, y ya se anuncian las diferentes actividades organizadas para tal fin.

Esta vez conlleva un especial significado debido a su próxima beatificación por el Vaticano, que está programada para el 23 de mayo, en un acto que se realizará en la plaza El Salvador del Mundo, en la capital, San Salvador.

Al respecto, el arzobispo auxiliar de San Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez, esta misma semana ha explicado que la beatificación del monseñor Óscar Arnulfo Romero será un acto de la iglesia y no del Estado, aunque haya colaboración con diferentes instituciones; pero sobre todo será un evento emblemático para los salvadoreños.

Anunció que se contará con la presencia de más de mil sacerdotes y unos 200 arzobispos de diferentes partes del mundo que también participarán en la misa al aire libre que, según destaca, será de todos.

Además, ante lo que se espera respecto a la participación de los salvadoreños, se ha pensado reservar el estadio capitalino de fútbol “Mágico González”, donde se colocarían pantallas gigantes para que la gente pueda ver con detalle la ceremonia.

A la vez recordó que esta es una fiesta sobre el martirio del obispo y lamentó expresiones públicas en el pasado, a través de mensajes que llamaban a matar curas. Monseñor Rosa Chávez trajo a cuenta que luego de la muerte de monseñor Romero vio pegatinas en automóviles con leyendas que decían: Haga patria, mate un cura, detestable conducta que se mantuvo por mucho tiempo en los años del conflicto armado.

Por su lado, el representante de la Organización de Estados Americanos en El Salvador, Roberto Cuéllar, ha considerado también esta semana, que monseñor Óscar Arnulfo Romero fue el primer procurador de los derechos humanos y el principal precursor del derecho a la verdad en El Salvador.

Cuéllar, quien compartió por cerca de 3 años junto a Romero en los inicios del Socorro Jurídico del Arzobispado, afirma que monseñor fue el primero que denunció abiertamente la corrupción del sistema judicial en mayo de 1978. Fue el primero que dijo que la justicia en El Salvador era parcial, todo mundo lo sabía, pero él fue el primero que lo dijo.

También destacó que Monseñor Romero, la voz de los sin voz, es el único centroamericano que está en el calendario anual de Naciones Unidas; precisamente, el 24 de marzo es el Día Internacional de las Víctimas por Graves Violaciones a los Derechos Humanos. Con ello se le recuerda.

Aprovechó, Cuéllar, para señalar la necesidad de derogar la Ley de Amnistía y así levantar el velo de la impunidad para restablecer a las víctimas, algo que tanto promovió Oscar Arnulfo Romero, con el fin de encontrar la verdad y perdonar.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.

Para Radio Nueva América en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.

Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.

Para Radio Tilsama en la ciudad de Vejue, al sur de Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.