Vaticano reivindica la Teología de la Liberación

Papa Francisco quiere una iglesia pobre para los pobres. El Vaticano prosigue con la reivindicación de la Teología de la Liberación bajo el papado de Francisco, ya que el fundador de ese movimiento asistirá a una reunión oficial, prevista para la semana entrante, en la que hablará de "una iglesia pobre para los pobres".

El teólogo peruano, reverendo Gustavo Gutiérrez, será uno de los oradores principales durante la conferencia de la organización humanitaria del Vaticano, Cáritas Internacionalis, y participará el martes en la sesión de prensa del Vaticano, con la que se dará inicio a la reunión.

La Teología de la Liberación es un pensamiento que aboga por los pobres y fue impulsado por un sector de la Iglesia Católica en América Latina.

El movimiento tomó fuerza en las décadas de 1960 y 1970 entre los latinoamericanos que crecieron como católicos, tuvieron maestros con influencias marxistas y les indignaba la desigualdad y represión sangrienta de su entorno.

El entonces cardenal Joseph Ratzinger —que después se convirtió en el Papa Benedicto XVI— dedicó gran parte del cuarto de siglo en el que presidió la Congregación para la Doctrina de la Fe, al combate de la Teología de la Liberación y disciplinando a algunos de los defensores más famosos de ese movimiento.

Ratzinger arguyó que esos religiosos habían hecho una interpretación equivocada de la preferencia de Jesús por los pobres, con un llamado "marxista" a la insurrección armada.

Gutiérrez nunca fue sancionado por el Vaticano.

Desde que Francisco sucedió a Benedicto XVI como Papa, la Teología de la Liberación ha salido de la oscuridad ante el deseo mismo del pontífice, de "una iglesia pobre al servicio de los pobres".

El año pasado, Gutiérrez fue el invitado sorpresa durante la presentación del libro de su amigo, el cardenal Gerhard Mueller, actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Gutiérrez y sus simpatizantes insisten en que la verdadera Teología de la Liberación siempre coincidió perfectamente con las enseñanzas sociales de la iglesia sobre los pobres.

La reunión de Cáritas también abordará otro tema prioritario de Francisco: el cambio climático y sus secuelas entre los más vulnerables.

El cardenal Peter Turkson, que escribió un borrador inicial sobre sobre la encíclica ambiental de Francisco, que ha suscitado gran expectación, hará una presentación de las posturas.